¡Adivina quién viene a cenar esta noche!

Si hace un tiempo me hubiesen dicho que recibiríamos a gente de todo el mundo en nuestra casa y que cocinaría para ellos, hubiera pensado “No way!” Está claro que la vida te regala oportunidades que son capaces de cambiar tu manera de vivir para siempre. Y esta lo es, una experiencia gastronómica inolvidable para nosotras y para nuestros invitados.

Gracias a plataformas como EatWith en las que nosotras somos anfitrionas y donde los invitados se suscriben gratuitamente para poder disfrutar experiencias gastronómicas que más le apetezcan. ¡Hay experiencias para todos los gustos! Cenas capitaneadas por chefs que practican sus propias creaciones culinarias, fiestas en terrazas, barbacoas, paellas, vermuts con Dj’s y, por supuesto, cocinas de cualquier rincón del planeta.

La tendencia foodie más aplaudida en todo el mundo

Otra de las cosas que nunca hubiera pensado es que me convertiría en una “cocinillas”. Ese es uno de los alicientes de esta experiencia, transformar uno de tus hobbies en una actividad real que saborean propios y extraños. Es como pasar de leer tus relatos entre tu gente a publicarlos y que te lea todo dios, ¡un reto estimulante!

Lo más alucinante es que muchos de nuestros invitados llegan con regalos cuando ya han pagado por la cena, pero lo hacen porque se sienten agradecidos de que les abramos nuestras puertas y les hagamos sentir como si estuvieran en su casa y eso es muy bonito!

Para la mayoría de ellos es su primera cena en casa de un extraño — bien, extraños somos todos—. La mayoría de veces no se conocen entre ellos, vienen en grupos, en pareja o simplemente solos. ¡Esa es la magia! ¿Imaginas llegar a un lugar como un desconocido y salir al cabo de dos horas como un amigo? Pues eso es lo que sucede. ¡Magia!

Nosotras sorprendemos a nuestros invitados, en la barra de nuestra cocina abierta al salón, con un vermut de bienvenida, una costumbre muy de Barcelona que ahora está muy de moda y unas Gildashot and sexy que seduce hasta al más tímido de nuestros comensales.

La noche perfecta para un foodie traveler

Nos presentamos, los orígenes de cada uno crea conversaciones que apartan a un lado la timidez previa; al principio, hay intercambios corteses en diversas lenguas, construimos entre todos una gran Torre de Babel y nosotras damos comienzo a un viaje iniciático por nuestra tierra, Cataluña, a través de la gastronomía.

Cenar con locales de Barcelona

La mayoría de nuestros invitados envidian que hayamos nacido en Barcelona. Barcelona está de moda. En nuestros encuentros, les contamos anécdotas, costumbres y tradiciones que seguramente como simples turistas no habría ni imaginado. Sienten curiosidad por nuestro piso que está ubicado en un edificio de 1930 en el modernista Eixample barcelonés. Les cuento que soy la tercera generación de una familia catalana que vive en este apartamento desde 1930. Se les ilumina la cara. Les asombra los techos altos, la galería de madera, el balcón de hierro forjado testimonio de bombardeos durante la Guerra Civil.

Les explico que uno de mis tíos nació en una de las habitaciones durante la guerra, que en otra habitación murió mi abuelo y que en el comedor la lámpara art noveau ha iluminado bulliciosas fiestas familiares. Le ponemos pasión y alegría en cada detalle, ingredientes necesarios para que la velada sea un éxito.

_DSC8888

En la mesa encuentran escrito el menú con su nombre en una postal hecha con una de mis fotografías favoritas de Barcelona, una declaración de intenciones:

Un homenaje a nuestros abuelos

Mis abuelas — una vasca y otra catalana— supieron transmitirnos su sabiduría y pasión en los fogones. En mi familia siempre nos ha encantado cocinar, en casa de mis padres, mi padre es quien domina los fogones pero siempre hay una competición sana por ver quien cocina al punto la paella o cocina la pasta al mejor estilo italiano. En casa, con nuestros invitados, celebramos una comida festiva catalana en la que el cava es protagonista. Todos ponen en alerta sus cinco sentidos para disfrutar del momento al máximo.

Para los que vienen de lejos es una gran oportunidad única entrar en una casa privada, disfrutar de la compañía de unos locales y conocer una historia que se construye a base de sabrosos recuerdos familiares.

Nuestros invitados nos preguntan curiosos por todo lo que les cocinamos, quieren saber a cerca de sus ingredientes, dónde compramos, cómo elaboramos los platos. Les hablamos de nuestros mercados — ¡Nada menos que 40 mercados en Barcelona! Se les ponen los ojos como platos—; les regalamos tips de restaurantes, bares o lugares donde no irán seguramente los turistas.

¡Se sienten privilegiados y eso no tiene precio!

EAT_WITH_EVA-27-15

Los platos van llegando, las copas se vacían y se vuelven a llenar, las conversaciones son de todos, comienza una comunión mágica que se bendice con un mordisco de crema catalana y licor de garnacha de l’Empordà o unas “Torrijas” de alta cocina y, como en un ritual sagrado, esos extraños educados, se transforman con cada trago en nuevos amigos, en camaradas compartiendo un viaje muy especial.

Brindamos por el encuentro, confiamos en volver a vernos, aquí, en su país o simplemente por las redes sociales, y un divertido selfie del grupo pone el broche final a la velada.

evohebarcelona_selfie_with_guess

¿A qué esperas para disfrutar de esta experiencia única en nuestra casa?

RESERVAS: A través de la plataforma EatWith, en nuestro perfil Eva & Olga en Barcelona.

The following two tabs change content below.

evohe barcelona

host chef at Evohé! Barcelona
¡Experiencias Gastronómicas en casa de Eva y Olga! ¡Hola!! Somos Eva & Olga (Evohé! Barcelona), dos chefs anfitrionas que abrimos nuestra casa a invitados de todos los rincones del mundo para disfrutar una experiencia gastronómica y social única. ¡Este año hemos sido premiadas con el Travelers’ Choice TripAdvisor 2020! ¿A qué esperas para vivirla?
Share this / Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.